jueves, 14 de enero de 2010

FILOSOFÍA ORIENTAL... PERO EN PADUA CITY


Hola a ebribadi.
Esto que voy a contar sucedió hace unos 3 años, pero jamás lo mencioné porque no encontraba la manera de contarlo de la manera apropiada. Con esto de la repercusión de Valientes y el bendito lazo rojo hallé la fórmula...

Una amiga cumplió años. Me llamó al celu y fuimos a la casa con Naty y los chicos (Antonella todavía ni existía) para formar parte del festejo. Al llegar a su casa me encontré con gente de todo tipo. Con esto me refiero a un abogado, una psicóloga, una contadora, una pintora, un comerciante, un festejante, etc. Bien, entre todos había una mujer que llamaba extraordinariamente la atención no solamente por tomar la posta en la conversación grupal, sino por ser budista. Yo jamás me crucé con alguien de esta religión tan peculiar, y menos en Padua.
Ya del vamos, qué situación pintoresca; hablando de budismo en un cumpleaños y tooodos prestando atención. Era una mina muy piola, una serenidad y una paciencia para explicar los conceptos, las reflexiones, el tema del horóscopo chino.

Recuerdo que en un momento se me ocurrió hacerle una pregunta sobre una cuestión que me desvela desde hace 22 años por lo menos.
-Decime ¿qué posición tiene para con el destino el budismo?-
-¡El destino! Mirá: cada alma tiene una misión muy específica y un mandato que cumplir durante todas sus existencias. Digo existencias porque mientras uno no cumpla lo que vino a hacer, el alma seguirá reencarnando hasta que la misión se haya cumplido-
-Noooo, ¿en serio?-
-Ajá, el famoso karma y darma, las cargas que arrastramos de vidas anteriores. Y no es eso nada más. Cuando hablo de misiones, es que cada uno de nosotros ya tiene un destino preestablecido y que es inexorable e inevitable a cada ser humano; ¡y pobre de uno si no lo cumple o lo desoye! Ciertas personas están predestinadas a encontrarse y a estar juntas...- acá la interrumpí.
-Me estás jodiendo, no me vas a decir que ya de antemano está escrito a quién voy a conocer en mi vida-
-Así es. Muy bien, parece que entendés del tema eh-
-Poco y nada-
-Sigo entonces. No todos estamos predestinados a estar juntos o a conocernos. Por ejemplo, estaba escrito que nosotros íbamos a coincidir en el cumpleaños de X, y que iba a explicarles de estas teorías. No antes ni después, sino ahora. Pero quiero volver a algo que me quedó en el tintero- rebobinó la charla mientras TODOS los presentes oíamos sus palabras (unas 25 personas).
-Pobre del que desafíe a su destino o lo desoiga o se aparte del camino que le corresponde. Puede ser muy dura la manera en que la vida lo redireccione a uno por su recorrido original o si sigue desoyendo o desafiando; se puede pagar un precio muy caro por ello-
-¿Cuál es el precio?- dijo una de las chicas que estaba atrás de Naty.
-La infelicidad eterna, el castigo es el quite de la felicidad, esas almas se vuelven zombies, y solo recuperarán el bienestar cuando decidan concluir la misión asignada o cuando hagan caso del destino preestablecido, en cualquiera de sus vidas. Cuando la misión se cumple, el alma descansa en paz-
-¿Y?-
-Y listo! El alma cumplió su cometido, energía que se regenera-

No pienso agregar más nada. Cada uno saque su conclusión.

Chris+

2 comentarios:

Nada mas importa dijo...

Yo, no coincido con lo que esa chica te dijo.
O sea, algo en el destino creo, no te lo voy a negar, pero no asi de esa manera tan sarcastica como ella te lo planteo.
Me parece por demas de cerrado el concepto que ella tiene del destino y demas cuestiones.
Para ella estariamos todo el tiempo atados a lazos, o limites impuesos de antemano que marcarian nuestra vida para siempre, aniquilando el concepto de libertad que tanto caracteriza al ser humano.
No, no coincido.
Ademas habla de castigos y cosas que pueden llegar a pasar al salirse de las marcas por donde esta delineado el camino...


Bien, todo esto es mi opinion al respecto. Nada mas que eso.
Lejos esta de mi la intencion de criticar, ni desvalorizar otras creencias ni mucho menos.
Solo que como dejaste abierto el debate me prendi y te deje mi humilde pensamiento.


Me explaye bastante, espero esto no te moleste.
Besos!

Christopher C. dijo...

Nada más importa: absolutamente, cada uno tiene una opinión acerca del asunto. Me pareció un buen tema para tirar la botella y ver quién la abre. Me acordé de esa conversación y bueh, traté de transcribirla como me acordé. Está bueno generar distintas campanas, besos.

MINUTO A MINUTO!

Buscar este blog