martes, 24 de marzo de 2009

V E R Ó N I C A

¿Acaso pensaste que iba a olvidarme de vos?.
¿Creíste que sos alguien sin importancia para mí?.
¿Porque no publiqué nada haciendo alusión a tu persona, te tengo sin cuidado?.
Este año, al volver a verte, caí en la cuenta que en Septiembre serán 10 años ¡¡10 años, 1 década!! de camino compartido. Con idas y venidas, con sentimientos tan fuertes como desencontrados, con miles de momentos codo a codo.
Desde el primer instante que te ví, algo me sacudió la cabeza. Fue tanto el deseo de conocerte como la incredulidad cuando al fin te tuve dirigiéndome la palabra. O la extrañeza de cuando me invitaste a salir. Sí, vos me preguntaste si no quería que saliéramos juntos ese viernes por la noche.
Pasamos tantas cosas. Nunca una mujer me había valorado como hombre. Me transformaste en otro. Aquellas noches en Flores, Liniers, Las barrancas, en Ciudad Universitaria.

Nos separamos por bastante tiempo. Hache o be nos llevó por otros lados y con otras personas. Hasta que un llamado tuyo me hizo dar cuenta que en realidad nunca te perdí. Me estremecí de oirte de nuevo. Pasaron más cosas, los años, llegaron los hijos (el tuyo y los míos) y acá seguimos, tan conectados como siempre.
Pero verte este año me sacudió el cerebro. Quiero negármelo, pero el tuyo también se sacudió. Lo veo en tus ojos. Nunca es tarde para nada; quizás sea nostalgia de aquellas noches o de algo que quedó trunco y necesitemos resolverlo.

Cuántas veces quise olvidarte, dejarte ir, perderte, matar este sentimiento y todos los recuerdos y momentos. No puedo. Simplemente no puedo.
Me mirás y chau mundo.
Me mirás y chau realidad.
Vero, es todo cuanto tengo para decirte.
No estás linda como antes.
Estás más hermosa que nunca.
La frase final quiero que la oigas de mi boca.

2 comentarios:

Don Koala -la oligarquía animal- dijo...

Amigo me teme que este año sera complicado para el Pincha...por lo menos nos queda el clásico contra los Virgenes que seguro se gana con la camiseta...hay que esperar.
Abrazo.
AH! muy bueno su declaracion hacia la chica, hay que tener pelotas.

Emiliano Orlando dijo...

Un excelente texto, un gran texto, querido amigo, parece que cuidad universitaria guarda una magia especial que hace que hombres y mujeres se desencuentren...

saludos

e.o.

MINUTO A MINUTO!

Buscar este blog